El 14/11/1975. Y, sin embargo, les hemos vencido  –  Haddamin  Moulud Said

El 14/11/1975. Y, sin embargo, les hemos vencido – Haddamin Moulud Said

Dos semanas antes, habían atravesado Aidar y venían arrasando todo lo que encontraban. Pasando ligeramente al este de las célebres Gur Gneifida, habían atravesado Afra, para luego subir por Kara y alcanzar al poblado de Echedería, que los españoles habían abandonado. De ahí, atravesaron Quesat, alcanzando Hauza y, desde ahí, a Ued Saguia. Una criminal invasión, contra un pueblo indefenso, había comenzado, en el cuadrante nororiental del territorio. 31/10/1975. Contra todo pronóstico, no había ninguna resistencia española a su invasión. Lógico. En Madrid, se estaba gestando todo lo contrario de lo que, el pobre Jaime De Piniés, venía sosteniendo ante el Consejo de Seguridad de NNUU

El 02/11/1975. Un Jefe de Estado hablaba ante sus generales que, guardándose los honores en cierta parte, tuvieron que aguantar sus palabras aún sabiendo lo que estaba pasando en Echedería, Hauza, Tukat, etc., etc., etc

Y llega el 14/11/1975. Un crimen de lesa humanidad. Tres regímenes se habían confabulado para hacer desaparecer, al pueblo saharaui, de la faz de la tierra. Una satánica empresa, creada a los solos efectos de borrarnos del mapa. El régimen de la transición española, el régimen alauita en Marruecos y el régimen de Uld Daddah en Mauritania, habían aunado sus esfuerzos para eliminarnos de un plumazo. No escatimaron esfuerzos en el empeño
Pero hete aquí, que la voluntad de los pueblos es indomable. Dijimos que no y, relamiendo nuestras heridas, hemos ganado la partida

Cuarenta y tres años después, aquella empresa ha resultado todo un fiasco que hunde, en la miseria, a toda la diplomacia de un país de peso en la UE y mantiene en jaque a un reino medieval del norte de África

No. No nos han borrado ni nos han eliminado. Hoy, somos infinitamente mucho más fuertes que hace 43 años. Celebrar algo, claro que celebramos nuestra victoria a ese triple eje. 43 años después de aquella infamia, seguimos luchando, pero el fiasco de la empresa es un dato indubitado
Si a mediados y finales de los setenta del siglo pasado, combatíamos, a lomo de Land Rover, en las profundidades saháricas de Mauritania o atacando más allá del mismísimo Atlas marroquí, hoy lo seguimos haciendo en un frente de combate infinitamente mucho más grande

Hoy nuestro frente de combate se extiende desde Luxemburgo hasta Port Elizabeth, en Sudáfrica y, desde Nueva Zelanda, hasta el Canal de Panamá
Hoy nuestra fuerza es tal que, incluso, las decisiones solemnemente adoptadas, en sede soberana, por 750 eurodiputados, las pulverizamos, hundiéndolos aún más si cabe en la miseria moral y política, salvedad hecha de algunos pocos eurodiputados que no se dejan engañar
Y armados, únicamente, con la indestructible superioridad moral y ética de los valores por los que luchamos, hemos demostrado, 43 años después de aquella infamia, que seguimos existiendo y que, incluso, somos mucho más fuertes que ante

اضف رد

لن يتم نشر البريد الإلكتروني . الحقول المطلوبة مشار لها بـ *

*